Prosperidad

La propiedad está conformada por dos habitaciones, dos baños y una cocina abierta. Consta de 140 m² aproximadamente. Esta vivienda nace de una segregación de dos viviendas que anteriormente estaban unidas. Por su categoría de ático, el diseño debía darle un toque estético que aporte el lujo que merece con elementos claves en el acabado de la vivienda.