Luis Villa I

La vivienda constaba de dos habitaciones originalmente, pero por su ubicación premium, se decide ampliar las áreas comunes, dejando solo una habitación, un baño, cocina amplia y salón-comedor con balcón. El centro del diseño de este proyecto es dejar visible un muro de carga, y darle presencia mediante el rail de focos, como si de una inmensa obra de arte se tratase. El proyecto tenía una complejidad especial en su distribución ya que era un edificio en esquina con una planta achaflanada. Dicho inconveniente se resuelve incorporando en el dormitorio un cabecero de almacenamiento superior en la cocina integrando los muebles para un mueble lavadero.