Fernán González

La propiedad está conformada por una habitación, un baño y salón-comedor con cocina integrada. El proyecto fue especialmente complejo por su configuración espacial. Se diseña un baño que separa los espacios y mediante una corredera de suelo a techo capaz de dividir ambientes cuando se desee. La sensación de amplitud es de espacio completo el resto de tiempo. Abunda la luz indirecta y los acabados en madera para aportar calidez a la vivienda.